LA ESTERILIZACIÓN

LA ESTERILIZACIÓN

 En primavera, es una época en que todos los animales empiezan con los celos, los cortejos, los apareamientos. Si nos vamos a los animales domésticos, los perros y gatos, también comienzan a tener celos para reproducirse. Es importante que nos planteemos si queremos que nuestra perra o gata críe o no, y que debemos hacer en cada caso.

 Los celos

Primero voy a explicar brevemente como funciona el celo en perros y gatos:

Las perras tienen dos celos al año, uno cada seis meses, en ese momento es cuando podemos cruzarla si queremos tener crías o poner los medios para que eso no ocurra.En las gatas la época de celo es continua desde febrero a octubre, saliendo varias veces en celo en esos meses, y en invierno descansan.

Los machos, tanto perros como gatos, no tienen celos, ellos están dispuestos siempre que huelan a una hembra en celo.

Si queremos que nuestra perra o nuestra gata críe, es importante saber que vamos a  hacer después con las camadas, se debe estar seguro de poder tener casa para todos los cachorros nuevos, que pueden ser muchos a la hora de colocarlos, lo que no podemos hacer en ser irresponsables y que luego estos animales acaben abandonados o en una protectora de animales, por nuestra falta de previsión.

Hay mucha gente que cree que es “bueno” que su animal críe al menos una vez en la vida, hay estudios veterinarios que indican que una perra o una gata, no tiene tumores ni mamarios ni de útero aunque no críen nunca, los tumores pueden aparecer si ponemos tratamientos hormonales inhibidores del celo continuamente.

¿Qué podemos hacer para que nuestra perra o gata no críen?

 

Se pueden tener aislados en las épocas de celo.

Si esto no es posible tenemos dos opciones:

–         poner tratamientos anticelo, los fármacos inhibidores del celo, inyectables o en comprimidos (totalmente desaconsejados) suelen tener bastantes efectos secundarios si se ponen de manera contínua, provocando tumores de útero y de mamas, por lo que no es recomendable abusar de ellos. Sólo sirven para las hembras.

–         Se puede esterilizar al macho o a la hembra.

¿En qué consiste la esterilización?

Es una operación sencilla, en la que extraemos los órganos  reproductores, testículos en machos y ovarios y útero en hembras.

¿Qué riesgos tiene la esterilización?

  Los normales de una cirugía en que se emplea anestesia general, como se suele hacer en animales jóvenes no hay apenas problemas. En dos o tres días están recuperados. La cirugía siempre es un poco más larga y dificultosa en hembras que en machos, y también algo más cara

 

¿ Y qué beneficios?

Siempre que esterilizamos estamos evitando el riesgo de tener camadas no deseadas, y disminuyendo el índice de abandonos de perros y gatos que acaban en la calle, atropellados, en cubos de basura o en protectoras de animales.

Además la esterilización en machos:

–         disminuye la agresividad

–         elimina las peleas por dominancia

–          evita problemas de inflamación de próstata en los perros

–         Reduce el instinto de fuga en busca de una hembra y la ansiedad sexual

–         En los gatos evita el marcaje.

En las hembras:

–         evita embarazos psicológicos.

–         elimina el celo y las pérdidas de sangre en casa.

–         Reduce el instinto de fuga y la ansiedad sexual.

–         Disminuye la incidencia de tumores mamarios y de útero

–         En las gatas reduce los maullidos del celo

¿A qué edad se puede esterilizar?

 Se puede a cualquier edad, pero se recomienda hacerlo lo más tempranamente posible, entre el primer celo y el año de vida.

 

Falsos mitos sobre la esterilización

–         es falso que los animales se queden “tontos”, no pierden vitalidad, ni ganas de jugar, sólo se modifica sus carácter en lo relacionado con las hormonas sexuales, el marcaje, la territorialidad en los machos.

–         es falso que engorden mucho, sí se hacen algo más sedentarios, para evitar la obesidad se dan piensos especiales para animales castrados.

–         Las hembras no tienen la “necesidad” de ser madres, para ellas es algo fisiológico, no psicológico. Si sus hormonas no están, no recibe señales para reproducirse.

–         Es falso que tengan tumores si no crían. Es al contrario, si se operan disminuye la aparición de estos tumores.

–         Es un tratamiento caro: si calculamos los costes de alimentación de la hembra gestante, de las vacunas y alimentación de los cachorros, o los gastos en inyecciones inhibidoras del celo, sale todo eso más caro que la cirugía para esterilizarlos.

En SAFRACAN a lo largo del año, se realizan  CAMPAÑAS DE ESTERILIZACIÓN, CON PRECIOS ESPECIALES.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando el siguiente enlace Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies