Zoonosis, ¿qué enfermedades nos pueden transmitir nuestras mascotas?

Hoy vamos a hablar de un tema que preocupa realmente a los propietarios de mascotas. Suele ser la primera pregunta que recibo en la consulta cuando llega una familia con una nueva mascota: “¿qué debo hacer para que mi perro, mi gato, mi conejo o mi hurón no me transmita ninguna enfermedad?” O, cuando diagnosticamos cualquier enfermedad: “¿y esa enfermedad es contagiosa para nosotros?”

Se denominan zoonosis a las enfermedades que se pueden transmitir de los animales a las personas. Como veterinaria creo que debemos informar cuando una enfermedad puede transmitirse al ser humano, pero sobre todo debemos informar de cómo prevenir que eso llegue a suceder. Yo siempre digo a mis clientes que un animal correctamente alimentado, limpio, vacunado y desparasitado puede transmitir muy pocas cosas, ya que realmente son muy pocas las enfermedades que nuestras mascotas pueden contagiarnos.

Hay  distintos tipos de zoonosis, vamos a resumir las más frecuentes que pueden aparecer en nuestra zona:

Las lombrices intestinales

Estas están en el intestino de nuestras mascotas y al defecar salen. Si por accidente, como puede ser en el casos de niños, se ingieren estas heces, o si el perro lame la cara del niño, se le pueden contagiar las lombrices. Para PREVENIR que esto ocurra, basta con desparasitar a nuestras mascotas (perros, gatos, hurones…) cada tres meses, con un simple comprimido y mantener las medidas de higiene básicas como lavarse las manos.

La toxoplasmosis

Se trata de una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito: el Toxoplasma gondii. En la mayoría de los casos la infección es asintomática y como mucho se asemeja a una gripe. Para saber más sobre la toxoplasmosis entra en nuestro artículo específico sobre esta enfermedad.

Zoonosis que afectan a la piel

Hay otro grupo de enfermedades zoonósicas que afectan la piel de nuestras mascotas y a la nuestra. Un tipo de sarna, la sarna sarcóptica , que afecta la piel provocando picor y afección del pelo, pero el contagio está relacionado con el estado inmunitario de la persona.

También hay un tipo de tiña, ocasionada por un hongo: la dermatofitosis. La persona se puede contagiar por estar en contacto con un animal que tenga hongos, o por manipular utensilios contaminados, como peines, mantas, o monturas en el caso de caballos.Una vez que el hongo llega a la piel de un animal o a la de una persona, esta puede o no afectarse según la respuesta inmunitaria que tenga. Por tanto una vez más el contagio es más importante en personas con problemas de piel o inmunodeprimidas. La lesión es un área sin pelo con los bordes rojizos. No se trata de una enfermedad grave, pero sí que resulta molesta y lenta en su curación.

Las alergias a las mascotas

Las alergias son un problema que, aunque no se consideran una zoonosis, sí que preocupa mucho y es relativamente frecuente.

Lo que nos provoca alergia a un animal suele ser el pelo, el epitelio (la caspa), la saliva y la orina, que llegan a las personas por inhalación por nariz o boca. Suelen dar enrojecimiento y picor de ojos, estornudos, picor en boca y garganta y ocasionar ronchas en la piel al tocar al animal o al ser lamidos por él.

Si el médico nos dice que tenemos alergia a nuestra mascota, no significa forzosamente que nos tengamos que deshacer de ella. Siempre depende del grado de alergia y del estado inmunitario de la persona. Como hemos dicho que la alergia se debe al epitelio (a la caspa que suelta en perro), lo que debemos es evitar que esa caspa se desprenda o que llegue a nosotros, para ello:

  • Se debe limpiar la casa pasando un aspirador.
  • Debemos ventilar bien la habitación donde duerma el animal.
  • Además, en las clínicas veterinarias hay un producto que se aplica al animal (sobre su piel y pelo una sola vez a la semana) y hace que ese epitelio no se desprenda.

Antes alejar a la mascota era la primera opción de tratamiento, ahora, si la tratamos, podemos seguir conviviendo con ella y no tener el problema de la alergia.

Como siempre para más información o resolver cualquier duda nos puedes encontrar en Safracan, porque nos gusta que los animales y las personas puedan convivir sin problemas.

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando el siguiente enlace Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies