Los parásitos

Un tema que cobra importancia sobre todo en esta época del año que es cuando mayor numero de parásitos pueden afectar a nuestras mascotas.

¿Qué tipos de parásitos pueden afectar a nuestras mascotas?

Por una parte, están los parásitos internos (las lombrices) que afectan al intestino de perros y gatos.

Por otra parte, los parásitos externos que son: pulgas, garrapatas, ácaros de la sarna y mosquitos. Estos los podemos encontrar en perro, gatos, hurones y conejos.

¿Qué daño pueden hacer estos parásitos a nuestras mascotas?

Las pulgas además de ser molestas tanto para el perro como para nosotros, son difíciles de eliminar, pueden llegar a causar daños importantes a nuestro animal y transmitirle enfermedades.

Las garrapatas se alimentan de la sangre de la sangre de nuestras mascotas, y al picarles también le pueden producir enfermedades.

Las sarnas son enfermedades de la piel causadas por ácaros. Estos parásitos son muy pequeños y no se ven a simple vista, viven en la piel y en los oídos de nuestros perros, gatos, conejos o hurones, y le pueden causar alteraciones desagradables y muy molestas.

Y los mosquitos, hay dos tipos fundamentalmente, que transmiten dos graves enfermedades.

¿Y qué enfermedades pueden producirles?

-Las lombrices pueden causar diarreas desde leves a graves que incluso pueden llegar a provocar la muerte del animal.

-Las pulgas pueden dar dermatitis alérgicas a la saliva de la pulga, es una reacción alérgica muy molesta para el perro que hace que se muerdan en la base de la cola, se engrose la piel y hace que esté muy nervioso e irritable. También pueden transmitir lombrices. Cuando el perro se rasca con la boca, puede ingerir alguna pulga infectada por el quiste del gusano, este se libera en el intestino del perro y se desarrollan los gusanos, que producen diarreas, malestar y anemias en casos graves.

-Las garrapatas pueden llevar dentro un parásito llamado ehrliquia, que provoca anemias e incluso la muerte del perro.

-Los ácaros provocan las sarnas, que afectan la piel del animal, producen mucho picor, se cae el pelo, dan otitis. Hay un tipo de sarna que se puede contagiar a las personas.

– Los mosquitos: hay un mosquito(flebotomo) de zonas secas, que transmite la leishmaniosis, y otro, que vive en zonas húmedas y en la costa, que transmite la filariosis o enfermedad del gusano del corazón.

¿Cómo pueden llegar estos parásitos a nuestra mascota?

El contagio puede ser por estar en contacto con otros animales afectados, por pasear por zonas donde pasa el ganado, o donde hay colectividades de gatos callejeros(que suelen ser portadores de pulgas) o por zonas con muchas hierbas puesto que el ciclo de estos parásitos es entre el suelo, las plantas y los animales.

En el caso de los mosquitos el contagio es por vivir en la zona donde vive el mosquito (ya hemos dicho que esta zona es endémica de leishmaniosis, las personas que viajen con sus perros a la costa deben preocuparse de la filariosis)

¿Qué medidas hay que tomar para evitar que estos parásitos nos afecten?

Es importante saber que hay que tratar tanto a la mascota como el ambiente en donde viven.

Para evitar que los parásitos afecten a nuestro animal, se pueden utilizar:

collares antiparasitarios, que suelen tener un efecto de seis u ocho meses. Eliminan el parásito y además tienen efecto repelente.

pipetas, que se aplican en la piel del perro y en pocas horas pasan a la grasa de la piel, desde donde van liberando el producto que mata y/o repele al parásito.Se deben poner mensualmente

Sprays para pulverizar a los animales.

Champú para bañarlos si tienen muchos parásitos y luego poner el collar o pipeta. No tienen efecto preventivo

 

Para tratar el ambiente, las casetas y las camas hay productos para pulverizar o fumigar, deben ser específicos para parásitos ( no funciona el matamoscas), y ojo con emplear productos muy agresivos, que pueden dañar la piel y el pelo de nuestras mascotas( polvos para las patatas, o azufre…)

¿ Cuando se ponen estos tratamientos antiparasitarios?

Hay que tener en cuenta en que época del año aparece cada tipo de parásito; las pulgas las tenemos todo el año, los ácaros también, y las garrapatas y los mosquitos aparecen cuando empieza a combinarse las lluvias y el calor (marzo/abril hasta octubre)

 

Siempre es mejor prevenir, si en cuanto empiecen los primeros calores se ponen los productos antiparasitarios, nos va a salir más económico y mejor para la salud de nuestro perro o gato, que esperar a que esté infectado de parásitos, además de evitar la transmisión de las enfermedades que hemos dicho que transmiten.

 

 

 

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando el siguiente enlace Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies