¿Lo sabes todo sobre las pulgas?

Las pulgas son uno de los parásitos externos que más suelen atacar a nuestras mascotas y son responsables de la transmisión de enfermedades infecciosas y de graves problemas dermatológicos. Por ello, la desparasitación, tanto interna como externa, es fundamental para cuidar de su salud y de la de toda tu familia.

¿Cómo sobrevive una pulga?

Las pulgas, cuando son adultas, deben ingerir sangre para sobrevivir e ir poniendo huevos. Por este motivo, viven en el entorno de los animales, tanto en el interior como en el exterior de las viviendas.

Los huevos de las pulgas y las pulgas más jóvenes suelen encontrarse en el ambiente más próximo al animal (suelo, cama, alfombras…). Una vez que son adultas, deben consumir la sangre del animal para sobrevivir y también necesitan una temperatura relativamente cálida y una humedad alta.

¿Por qué son peligrosas las pulgas?

Lo primero que debemos saber es que las pulgas pueden afectar tanto a nuestras mascotas como a nosotros con sus picaduras. A nuestras mascotas, las pulgas les pueden producir graves problemas dermatológicos; pueden causar prurito (especialmente en animales o humanos sensibilizados) e incluso anemia (en caso de infestación severa). Algunas de las enfermedades infecciosas graves que pueden transmitir a nuestras mascotas son la rickettsiosis, la bartonellosis y la dipilidiasis.

A los humanos las pulgas nos pueden transmitir parásitos internos y otras enfermedades infecciosas. Las pulgas actúan como hospedadores intermediarios del gusano Dipylidium caninum, que puede producir en los humanos el síndrome de larva migrans. Además, la bartonellosis se puede transmitir a los humanos dando lugar a la enfermedad del arañazo de gato.

Son un peligro durante todo el año

Tanto los huevos como las pulgas más jóvenes pueden permanecer resguardadas del frío durante todo el invierno en espacios cerrados como nuestros domicilios. Esto hace posible que ataquen a nuestra mascota en épocas tradicionalmente no consideradas “de riesgo”. Incluso hay muchas zonas de España en las que las pulgas pueden encontrarse en el exterior durante todo el año debido al buen clima.

El periodo de primavera a otoño es especialmente peligroso, ya que suelen multiplicarse en parques y jardines gracias a las condiciones climáticas.

¿Qué hacer si mi mascota tiene pulgas?

Lo primero de todo es evitar el contagio de nuestras mascotas, para eso existen diferentes métodos y tratamientos antiparasitarios en función de de los hábitos de tu mascota (entre otras cosas). Si nuestra mascota ya ha sido víctima de las pulgas, lo mejor es pedir ayuda profesional.

Se cual sea tu caso, pásate por Safracan y estaremos encantados de ayudarte a proteger a tu mascota frente a las pulgas y de tratarla en caso de que ya haya sido atacada. Estaremos encantados de asesorarte en este tema o en cualquier otro tema relacionado con la salud de tu mascota. Puedes encontrarnos en C/HISTORIADOR MIGUEL ORTUÑO 41, BAJO. Teléfono de urgencias: 600427543.

 

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando el siguiente enlace Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies