¿Lo sabes todo sobre las garrapatas?

Las garrapatas, junto con la pulga, el mosquito y el flebotomo, son uno de los parásitos que pueden atacar a nuestras mascotas de forma más común. Por ello, la desparasitación, tanto interna como externa, es fundamental para cuidar de la salud de tu mascota.

Las garrapatas viven de la sangre de nuestras mascotas

Las garrapatas se encuentran entre la vegetación y son parásitos que necesitan un “hospedador” para alimentarse de su sangre. Con una temperatura media alta y una humedad alta su presencia aumenta y con ello el riesgo de que acaben habitando en nuestras mascotas.

Uno de los motivos principales por los que debemos evitar que las garrapatas se hospeden en nuestras mascotas es porque, a parte de transmitirles enfermedades a ellas, también pueden transmitírnoslas a nosotros. En España cada año miles de perros contraen una amplia variedad de enfermedades parasitarias, bacterianas y víricas debido a las garrapatas. Algunas de las más frecuentes son: babesiosis, ehrlichiosis, enfermedad de Lyme, anaplasmosis o rickettsiosis.

Son un peligro durante todo el año

Al contrario de lo que mucha gente piensa, las garrapatas pueden llegar hasta nuestras mascotas en cualquier época del año, ya que existen varias especies con particularidades diferentes. Hay algunas especies que están activas en invierno, y que por norma general suelen habitar en el tercio norte de la península.

La zona central de la península es una zona de bastante riesgo, sobre todo en los meses más cálidos (entre marzo y septiembre). Aunque sin duda la zona más peligrosa para la proliferación de las garrapatas es la zona sur, donde pueden estar activas todo el año.

¿Cómo se quita una garrapata?

Lo primero es prevenir que aparezcan, mediante collares o pipetas, pero ningún método es eficaz al 100%. Así que si tu mascota tiene una garrapata, hay que quitársela; pero siempre de forma que no conlleve ningún peligro ni para el animal ni para nosotros.

Resulta fundamental no dejar partes de la boca de la garrapata en la piel de nuestra mascota, así como no comprimir el abdomen de la garrapata a la hora de extraerla.

Para quitar una garrapata del cuerpo de nuestra mascota de forma rápida, segura y sin dolor, debemos usar guantes y una pinza especial para la retirada de garrapatas (o una pinza normal en su defecto). Debemos poner la pinza lo más cerca posible del cuerpo del animal (sin comprimir el cuerpo de la garrapata), girar media vuelta en el sentido contrario a las agujas del reloj y tirar.

Una vez que hemos extraído la garrapata es importante no pisarla para acabar con ella. Lo que debemos hacer es ponerla en alcohol.

Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, pásate por Safracan y estaremos encantados de ayudarte en este tema o en cualquier otro tema relacionado con la salud de tu mascota. Puedes encontrarnos en C/HISTORIADOR MIGUEL ORTUÑO 41, BAJO. Teléfono de urgencias: 600427543.

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando el siguiente enlace Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies